martes, 26 de agosto de 2014

PORTULACA OLERACEA O VERDOLAGA

Hasta este verano consideraba esta planta en mi huerta una mala hierba. Pero todo cambió cuando encontré este post en el blog de "Cocina en casa". De hecho me paré a leerlo con tranquillidad pues me llamó la atención ya que la "hierba" en cuestión me resultaba conocida. ¡Y tanto! Anda que no llevaba yo arrancadas verdolagas en mi huerta todos estos años. ¡Y yo sin saber que era comestible y con gran cantidad de propiedades!




Es una planta anual y suculenta (esas que parece que tienen agua dentro de sus hojas y tallos).
Los tallos son de color rojizo, las flores abren a mediodía y son amarillas y su savia es transparente (algo a tener en cuenta si se quiere consumir ya que se podría confundir con la "hierba de la golondrina" pero esta tiene la savia blanca).
Es comestible en su totalidad, tanto los tallos como las hojas, flores y semillas. Se puede consumir cruda, salteada o cocida. Y tiene un sabor algo ácido.
No se debe de consumir de un modo regular pues tiene gran cantidad de oxalatos, al igual que la espinaca y acelga. Lo que podría provocar formación de cálculos en rl riñón a personas con tendencia a ello.
Contiene más ácido graso Omega-3 que cualquier otra verdura. También tiene vitaminas: vitamina C, algo de vitamina B, carotenoides, y minerales dietarios, como magnesio, calcio, potasio, hierro. Y presenta dos tipos de pigmentos alcaloides betalainas: el betacianina rojizo (visible en la coloración de los tallos) y el betaxantina amarilla (en sus flores y el ligero amarillento de sus hojas). Ambos tipos de pigmentos son potentes antioxidantes y poseerían propiedades antimutagénicas en estudios de laboratorio.

La planta además de nutrientes y vitaminas, se caracteriza por contener compuestos antioxidantes como: el Glutathione, acido Ascórbico y un bioflavonoide llamado Liquiritina que son responsables en parte de las excelentes propiedades anti-inflamatorias del extracto.

El uso medicinal más común de la verdolaga es en calidad de laxante natural, ya que a lo largo del aparato digestivo arrastra sustancias nocivas para el organismo. Toda la planta contiene abundantes mucílagos, que son su principio activo más importante, y que le confieren propiedades emolientes, antiinflamatorias y laxantes. Sin embargo, para que el mucílago de la verdolaga actúe en calidad de laxante es necesario que se consuma con importantes cantidades de agua.

Presenta propiedades diuréticas y depurativas, aunque no se conoce bien el principio activo responsable de ellas. Se aplica en caso de estreñimiento crónico. Como diurética y depurativa resulta muy recomendable en caso de obesidad o de alimentación sobrecargada. Por su acción suavizante y antiinflamatoria, resulta de utilidad en las cistitis y los cálculos urinarios.

Además de utilizarse como planta laxativa, a la verdolaga se le atribuyen los usos en calidad de diurético, demulcente, hipoglucemiante y antihelmíntico.
En la medicina popular griega, la verdolaga se usa como un remedio para el estreñimiento y la inflamación del sistema urinario. En la antigüedad sus propiedades saludables eran conocidas por Plinio que la proponía como planta amuleto para expeler todo diablo. En el norte de la India se le usa como un tónico para el hígado.

La infusión de verdolaga se prepara con una cucharada de la planta fresca en una taza de agua hirviendo. Tres tazas al día repartidas en las comidas, es suficiente para aprovechar su potencial.

En decocción se coloca 100 gr de la planta fresca por litro de agua; hasta 5 tazas diarias.

Externamente se emplea una infusión más concentrada que la anterior y aplicándose sobre heridas y furúnculos. Además, puede utilizarse en cataplasmas en caso de blefaritis (inflamación de los párpados) y de conjuntivitis.

ALGUNOS EJEMPLOS DE SU USO TRADICIONAL COMO REMEDIO NATURAL

ANALGÉSICO: el jugo de la planta.

ANTIHEMORRÁGICO: las sumidades floridas.

ANTIPARASITARIO: Se consume contra los oxiuros, áscaris lumbricoides y anquilostoma, entre otros. Con este fin se toma el jugo de 100 gramos de planta fresca licuada por las mañanas durante 3-5 días. También se ha usado la decocción de sus semillas, o la planta cocinada en la dieta.

ARTRITIS: la planta en la dieta y también aplicaciones externas.

COLIRIO: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa.

DEPURATIVO: Por su efecto depurativo, purificador de las sangre, antiescorbútico, laxante y antibacteriano, algunos estudios sugieren su utilidad en enfermedades del hígado, estomatitis, bazo, riñones, vejiga o sistema cardiovascular.

DIARREA, DISENTERÍA: el jugo fresco por su acción calmante. Algunas investigaciones en China sugieren su utilidad en la disentería bacilar.

DIENTES Y ENCÍAS: mascar la planta (dientes sensibles, encías débiles...).

DIURÉTICO: El jugo de la planta fresca ejerce una acción diurética y calmante que se usa para suavizar problemas de la vejiga.

DOLOR DE CABEZA: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa, o mezclada con aceite y aplicada externamente.

ESPASMOS MUSCULARES: el extracto acuoso ha demostrado calmarlos aplicado de forma externa.

HEMORROIDES: cocinada o fresca como alimento.

HERIDAS: se aplica la planta fresca machacada en forma de cataplasma.

HIPERTENSIÓN: por su acción diurética, abundancia en potasio y omega-3 puede ser un alimento recomendable.

INFLAMACIONES EN GENERAL: aplicada con polenta en forma de cataplasma externa.

MASTITIS: externamente, cataplasma de las hojas machacadas.

PICADURAS: Ejerce un efecto calmante, se aplica la planta fresca machacada en forma de cataplasma.

PIEL: En diferentes problemas de piel, desde alergias, accesos, quemaduras, dermatitis, impétigo, piel seca, etc. Se usa la planta machacada de forma externa.

PROBLEMAS GÁSTRICOS:
incluida en la dieta.

PROBLEMAS HEPÁTICOS: incluida en la dieta.

VITILIGO:
se cree que la planta podría normalizar la pigmentación cutánea. Usada de la misma forma que en problemas de piel.

PRECAUCIONES

ÁCIDO OXÁLICO:
Esta planta, al igual que otras como las espinacas o la remolacha, contiene ácido oxálico lo que hace recomendable su consumo con moderación. Este ácido no es perjudicial en sí, pero si consumimos un exceso de alimentos ricos en él, y no bebemos demasiada agua, aumenta el riesgo de padecer cálculos en el riñón. Las personas con tendencia a desarrollar estos cálculos deben tener especial precaución.

EMBARAZO: Ante la posibilidad de que la verdolaga pudiera provocar contracciones uterinas, algunos autores no recomiendan su ingesta durante el embarazo.

NITRATOS:
Esta planta, también acumula nitrato, por lo que es recomendable su cultivo ecológico y no recalentarla una vez cocinada.

MEDICAMENTOS BRONCODILATADORES:
La verdolaga podría interactuar con medicamentos broncodilatadores.

USO CULINARIO
Aunque es considerada como maleza en EE. UU., puede comerse como verdura, suponiendo que se obtenga de una fuente tal que se pueda suponer tranquilamente que no contiene venenos -herbicidas o fumigación general-. Tiene un sabor ligeramente ácido y salado, y se consume mucho en gran parte de Europa, Asia y México. Tanto los tallos como las hojas y flores son comestibles. Puede consumirse fresca como ensalada, o cocinada como espinaca, y debido a su calidad de mucílago, es buena para sopas y salsas. En México se cocina con carne de puerco y salsa verde. Los aborígenes australianos usan las semillas para preparar su pan tradicional. Es ideal su cultivo en maceta par obtenerla fresca.

En algunas localidades Guatemala se consumen los tallos y las hojas, los cuales se cuecen y se comen como verdura usualmente preparados con tomate, cebolla y huevo. Algunas veces se come cruda en ensalada.

En Inglaterra, en el siglo XVII, los cocineros de Carlos II añadían sus hojas a todas las ensaladas, tal vez en función de las apetencias reales o bien por sus propiedades digestivas. En esta receta se mezclaban las hojas tiernas picadas con el doble de hojas de lechuga, perifollo, flores de borraja y pétalos de caléndula, sirviéndose aderezada la mezcla con aceite y zumo de limón. La receta se parece a la que Tirso de Molina menciona: «Mandaré echar en ellas, culantro verde, mastuerzo, verdolagas o buglosa, borrajas e hierbabuena.»

RECETA
La verdolaga puede prepararse de diversas formas, una de ellas es con huevos.

Ingredientes:
2 tazas de verdolaga cortada
1 taza de cebolla
6 huevos
1 taza de cebolla
1 taza de hojas y tallos de berro cortados en pedacitos
Mantequilla
Preparación:
Fría la verdolaga y cebolla partida con mantequilla en un sartén caliente. Cocínela por casi cinco minutos. Agregue los huevos y cocine todo en forma de omelet. Se sirve con rodajas de tomate. Alcanza para tres personas.

Curiosamente en Venezuela esta planta está dispersa en todo el territorio y no fácilmente se encuentra en algunos mercados para su adquisición. También forma parte de otros platillos suculentos. Sin embargo la cultura de su ingesta está parcialmente limitada en nuestro país. Bien vale la pena pedir la ensalada fatuch con la verdolaga y apreciar esa mezcla de sabores.

RECETA DE MASCARILLA CASERA ANTI ESTRÉS Y ENVEJECIMIENTO DE VERDOLAGA: La verdolaga, tiene la capacidad de ser uno de los más importantes antioxidantes contra el envejecimiento que existen y, a su vez, un útil elemento a la hora de luchar contra los problemas de la piel. Es por esto que en una mascarilla casera puede resultar de maravillas.

Ingredientes:
- Un puñado de hojas de verdolaga
- Una cucharada de aceite de oliva
- Una cucharada de agua

Preparación:
Toma las hojas de verdolaga y colócalas dentro del vaso de una batidora o licuadora, añadiendo la cucharada de aceite de oliva y también la cucharada de agua. Licúa hasta que te quede una pasta cremosa, homogénea y no demasiado espesa, pero tampoco demasiado líquida (corrige con un poco más de agua si fuera necesario).

El paso siguiente será el de aplicar sobre la piel de tu rostro, esta mascarilla anti envejecimiento. Deja que actúe por unos 15-20 minutos antes de retirar con agua tibia. Puedes usar esta crema unas tres veces por semana para obtener buenos resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario